Dios te ayuda en la incredulidad

Dios te da la palabra y tu comienzas a soñar, pero te lleva y te la visualiza, hasta que penetre en tu corazón y la creas.
Dios te da la palabra y tu comienzas a soñar, pero te lleva y te la visualiza, hasta que penetre en tu corazón y la creas.

Génesis 15:1-18. La vida cristiana es una experiencia de Fe, usted y yo vinimos a conocer al Señor en nuestra vida, para poderlo confesar con los labios. El Señor me llevó a una pequeña dimensión de Fe, (Hebreos11:6-7), Dios pone en mi corazón una semilla, a todos nos fue dado una semilla de Fe, no le pidas más fe al Señor no te la va a dar, el quiere que desarrolles la Fe. Dios puede hacer milagros en nuestra vida, todos somos llamados a poner las manos sobre los enfermos y ver el poder de Dios.

Abraham se le ha llamado el amigo de Dios, pero también el padre de la Fe, cuando era un hombre estéril Dios le habla de una descendencia, y dice la Biblia por la Fe de Abraham, por la Fe de Abraham, la promesa la recibió a los 75 años y solo a los 100 años concibió el milagro, Dios no le dio el hijo a los 80 a los 85 se lo dio a los 100 años. Abraham paso por muchas pruebas, Sara le dijo yo siento del Señor que no va a ser conmigo sino con Agar, tuve una revelación de Dios, y Abraham ni corto ni perezoso dijo creo que es de Dios, nació Ismael el hijo de la carne. Tu proceso mi proceso no ha sido de la noche a la mañana, voy por mi milagro, voy a lucharla, cuando fracasamos aprendemos mucho las lecciones. Viva en una dimensión de Fe todos los días. (Marcos 1:1) Dios es tan misericordioso, él conoce nuestra condición, él sabe que creemos hasta cierto punto pero a veces para obtener el milagro debemos alinearlos con la palabra, tú dices he clamado pero no veo nada, pero Dios ayuda a mi incredulidad a mi luchas, a los momentos en que necesito agárrame para obtener el milagro que yo espero. Dios te ama tanto que hoy te dice yo te ayudo a tu incredulidad, para que tú veas lo que han declarado muerto en vida, nada es imposible para El, porque donde vemos que no hay esperanza, Dios puede abrir el mar rojo en dos, el quiere ayudarnos en esta noche el quiere alinear tu fe con su dimensión. (V 15:1) después de estas cosas, la Biblia nos muestra lo qué ha pasado antes: tres cosas sucedieron

• Una Batalla, a Abraham no se le conoce como guerrero pero va a una batalla y obtiene la victoria

• Le sale al encuentro Melquisedec, y tiene un encuentro con él; parten el pan y el vino y le dio el diezmo.

• A Abraham le pertenecía el botín pero no lo quiso, porque reconoció que toda su riqueza solo provendría del Señor, pues El lo iba a enriquecer, no importa lo que pase en el mundo, la economía del cielo esta pujante, siempre está bien.Tres cosas que el Señor hace para ayudar a Abraham en su incredulidad el Señor le dice:

• No temas yo soy tu escudo y tu recompensa, y tu galardón es sobremanera grande. Cuando Dios le dice esto a Abraham él tiene entre alegría y tristeza, a veces tenemos ese mismo sentimiento en el mismo momento. Yo viajo mucho al extranjero a enseñar, pero a veces dejo todo por volver a casa, es un deseo de disfrutar dos cosas al tiempo, es como comer un chocolate envuelto. Abraham estaba nostálgico porque no tenía hijo. El (V 3) Abraham le dice no me has dado prole, de la misma manera como lo hizo con Abraham lo hará con nosotros. Pero Dios le dio una promesa, que maravillosas son las promesas, aquí le dice te voy a dar un hijo, no será este sino un hijo tuyo será el que te heredará, que hermoso es el Señor que cuando nos ve luchando y esa palabra es la que te ayuda en medio del desierto, de la prueba, Dios lo dijo y si Dios lo dice yo lo creo, siempre que Dios habla el cumple su palabra, El no es hombre para que se arrepienta.

Dios le dijo a Abraham yo te daré un hijo tuyo, te heredará un hijo tuyo, y lo llevó afuera. Dios te da la palabra pero Dios conoce que en tu tienda a pesar de conocer la palabra hay una lucha, las noches son terribles, pero Dios se le mete en la tienda, cuando las cosas son difíciles las noches son más oscuras, El Señor le dice no andes agachado mira al cielo, puedes contar las estrellas, me puedes decir cuántas son, son muchas y él le dice así será tu descendencia, le dio la palabra y se la visualizó para que le quedara clara. A veces Dios te da la palabra y tu comienzas a soñar, pero te lleva y te la visualiza, hasta que penetre en tu corazón y la creas, que has hecho con esas promesas que Dios te ha dado?, escribe esas promesas en un lugar visible, cuando tu aprendes a oír la voz de Dios vas a encontrar que él te va a dar muchas promesas.

• Pero hay una segunda cosa que Dios hizo con Abraham le dio un pacto: (Gen 15:7-12) Dios hizo un pacto con Abraham, para Dios era suficiente, pero para Abraham no, El le dio la promesa, y él se inclinó y miro a Abraham cara a cara, Dios toma algo de la cultura de Abraham esto era un ritual, cuando dos amigos hacían pacto. Dios desciende al nivel de Abraham, y Dios le dice pon los animales vamos a pactar los dos, es como cuando un niño habla con su padre, o un padre con su hijo, este baja al nivel del hijo y le dice te voy a explicar cómo nacen los niños, mi abuela me dijo que era una cigüeña pero no es verdad, se rebaja a los 4 añitos y le habla ne términos que podía entender. Dios se pone al nivel de Abraham y se pone al nivel nuestro para podernos entender, y dice que una llama se paseaba, no era una llama sino la presencia de Dios. Le dio una promesa y luego le dio un Pacto. Sabes porque pactó porque los pactos habla de su carácter, habla de su amor, habla de su misericordia, habla de que cielo y tierra pasara pero su misericordia no pasará el habla de que aunque se muevan los montes el cumple sus pactos. Usted ve que Dios cumple los pactos un solo hijo, Isaac dos hijos, Jacobo doce hijos, la promesa de Abraham nos cobija a todos, nosotros somos herederos de esas promesas, Dios cumplió a Abraham Dios siempre cumple. Estaba en Argentina la semana pasada y cuando fui a desayunar la señora que atendía el comedor para aprovechar cualquier oportunidad para compartirle del Señor, ella al principio me dijo es que yo soy católica apostólica y romana, no importa que religión tengas solo quiero que conozcas al Dios de los católicos, y me dijo cuando se va, y me dijo va as seguir viniendo a desayunar, es que tengo dos hermanos Pastores y ellos me han hablado mucho y yo no los escucho creo que un día dejo de ser católico, le comparto ye ella recibe a Cristo en su corazón y ella dice mira lo que mis hermanos no consiguieron lo hizo una colombiana, y yo le dije es que Dios les dio una promesa a tus hermanos y les dijo: “Yo y mi casa les servirán”. Lo único que Dios hace es un obrero que bien me sentí que Dios uso mi vida para cumplir una promesa.

(Salmo 105:1-7-8-42) Dios se acordó para siempre de su pacto y cumplió su palabra.

Dios le dio a Abraham una promesa y un pacto. Quizá Dios te dio una palabra y no se ha cumplido:

1. Porque cuando Dios te da una palabra una promesa es para orar sobre ella, es para reclamarla. (Isaías 62:1-6)

(Éxodo 2:22-25) Dios cumplió la palabra que le había dado a Abraham, se acordó de ellos eran esclavos y salieron millonarios de Egipto, Dios les cobró los salarios, primas, cesantías, todo lo que les debía se los devolvió

 

2. Abraham ahuyento las aves de rapiña: Cuando Dios te da una palabra el enemigo va a querer robártela, dos cosas ora y ahuyéntala.

Cuando Abraham Cristo no había venido, Cristo vino para romper toda maldición en la cruz del calvario, nos dio un mejor pacto basado en mejores y mejores promesas, es una dimensión diferente es un Dios que ayuda a tu incredulidad, El señor esta aquí y quiere que rompamos toda incredulidad de tu vida. Dile Señor perdóname por toda la incredulidad de mi vida.